Eva y Gideon se casan con muchas ganas de emprender una vida juntos y ambos se profesan un amor muy profundo, difícil de explicar.