Ha fallecido en su casa en Lanzarote a donde se había radicado desde tiempo atrás, el gran escritor portugués don José Saramago, Premio Nóbel de literatura que nos ha dejado maravillosas novelas, y un propulsor del idioma portugués desde siempre. José Saramago era lo que podía considerarse un rebelde de la literatura no acataba las tendencias que el medio imponía y se dedicaba con ahinco a su forma de ver el mundo y trasladarlo a sus obras, gracias a él el portugués habrá sido más estimado y gracias a él muchos hemos tenido un avistamiento de su querido Portugal presente en todas sus obras.

Tenía 87 años y le aquejaba desde años atrás una leucemia que ha sido la causa de su deceso. Para algunos ea demasiado ácido demasiado crítico pero para todos será siempre, a través de sus maravillosos libros como “Todos los nombres”, “La flor más grande del mundo” y tantos otros de su gran obra literaria, un gran autor.  Pero sobretodo su natal Portugal tiene presente a uno de sus más famosos hijos y que se dedicó con tal entusiasmo a promover la lengua lusa que creó una Fundación para ello.