John Cleever “Chejov de los suburbios” durante muchos años el autor norteamericano John Cheever maravilló al mundo con sus relatos cortos que en alguna medida le valieron tal reconocimiento como ganar un Premio Pullitzer y también ser considerado un “Chejov de los suburbios” por su capacidad de plantear historias con minuciosos detalles, explorar el comportamiento humano y ver más allá de lo que está a la simple vista para adentrarse en cosas que quizá para el resto no eran tan evidentes, todo un talento.

Cheever empezo a intentar su literatura cuando tenia 17 años y fue expulsado de la escuela por fumar. Los años siguientes fue a la Guerra y se casó, se estableció en Boston logró una beca y logró dedicarse de lleno a la escritura. Y escribió grandes libros como “Falconer” que es considerado uno de los mejor logrados de sus libros y una novela con tintes biográficos. La carrera triunfadora de Cheever estuvo marcada por su lucha constante con la homosexualidad y el alcoholismo. El alcoholismo llevo a Cheever a recluirse durante algún tiempo y a intentar dejar el alcohol pero fracasó y volvió.

Su vida estuvo marcada también por desavenencias conyugales, al parecer causadas también por el alcoholismo, un carácter egocéntrico y una actitud de desapego que al final lejos de sobrellevar con la terapia conyugal lo alejó aún más de su esposa. Murió víctima del cáncer y sus libros constituyen hoy una referencia de la literatura de su tiempo.