Yo recuerdo al oir sobre Gengis Khan,  la voz de un locutor popular en mi país, que solía tener un programa radial, en donde la historia era el tema principal, y al hablar de Gengis Khan, el llamado “Azote de Dios” nos parecía remontar en sus palabras como él decía “desde las llanuras de la Mongolía,  un azote….” a aquellos lugares agrestes y aquellas llanuras que vieron transcurrir la vida de un, ya para unos  despiadado y tirano y para otros  un conquistador admirable, cierto es que la figura de Gengis Khan es una de las más emblemáticas de una época histórica  y sus hazañas las más elogiadas.

Harold Lamb  escribió esta biografía del aquel que con el tiempo se convertiría  en un genio militar de tal magnitud,  que algunos lo catalogan más grande que el mismo Alejandro Magno.  La novela de Lamb, transcurre desde la infancia de “Temujin” que así se llamaba en realidad aquel buen hombre,  que nacía mientras su padre se encontraba lejos luchando y que  al volver se decide por nombrarle como el derrotado al que había ido a castigar.  Por mucho que aquel nombre significara “acero fino” seguro al chiquitin al crecer poco le gustó.   La vida no era la que pensarían algunos, ya chico refinado y malcriado como los de algunos reinados lejanos a las agrestes tierras donde él creció, aprendió a pescar, cazar, atender al ganado y todo lo que fuera que tuviera que saber un hombre que se preciara de tal en las tierras de  Mongolia. Criado por su madre, una de las varias mujeres de su padre, robada en el día de su boda a otra tribu.  La novela recorre la juventud y el ascenso de Gengis Khan, hasta su muerte, ya lo coloca en su entorno familiar, en su tierra, en la forma en que fue criado, en sus pensamientos para llevarnos a un personaje, que se convirtió en lo que era, predestinado a la guerra y a la expansión de un imperio que en su momento llego a sorprender al mundo entero, un bárbaro reinando en casi todo el mundo ¡bien valía sorprenderse!

Lamb escribió la novela sobre Gengis Khan en 1927, y su aporte de datos históricos importantes desconocidos para algunos durante mucho tiempo y a que él, un historiador respetado egresado de la Universidad de Columbia, aporta con esta biografía una nueva semblanza del líder mongol, contribuyó sin duda al rotundo éxito que el libro tuvo a su publicación.   De tal éxito Lamb colaboró en el mundo del cine como guionista, gracias a haberse especializado en historia de Asia, y escribir otros tantos libros históricos que tuvieron gran éxito. 

Lee “Gengis Khan” pinchando aquí