Tal como le hubiera gustado a Lope de Vega, hombre lleno de vitalidad, y autor prolífico, uno de los más grandes  en cuanto a su producción literaria en la historia de la literatura y un dramaturgo emblema de la Edad de Oro española, que fue un hombre siempre envuelto en escándalos, claro que aquellos eran de índole romántica, hombre enamorado siempre estuvo en la boca de sus contemporáneos.  Su popular obra “Fuenteovejuna” a la que prestó el nombre precisamente el poblado en Córdoba, España, ha estado en algún momento en controversia con los miembros de la Sociedad de Autores de España, que le reclaman al lugar, nada menos que los derechos de autor, desde cuando la obra comenzó a ser representada ahí, convirtiéndose con el tiempo en una tradición local, y que  se debería  pagar según aquellos  una cantidad más allá de los 30,000 euros, por los derechos de autor.

La gente de Fuenteovejuna, no gana dinero por la representación, y la consideran suya por el hecho de que el autor tomó el nombre para su drama teatral en tres actos, de denuncia, contra el despotismo y la injusticia.   La representación tiene lugar cada dos años, la obra era representada por actores profesionales, con el tiempo y con el cariño que lugareños le tomaron a una obra, la representan los vecinos,  como quien dice de gratis, con su tiempo y esfuerzo, y la comunidad entera participa en el costo de la ambientación y todo lo que conlleva una obra teatral, en este caso, representativa del lugar y de uno de los autores más aclamados del mundo.

Fuenteovejuna es una obra teatral en tres actos, situada dentro de la corriente literaria del Barroco, cuya acción transcurre en la localidad Fuenteobejuna en Córdoba durante el reinado de los reyes católicos, la obra es toda una manifestación sobre la tirania y la injusticia y un pueblo que se decide a no dejarse atemorizar, una obra cumbre que desnuda la opresión  y que por tanto no pierde actualidad. Algunos tendrán sus dudas sobre ese OBejuna y OVejuna realmente la Academia de la Lengua admite que esa palabra se escriba en las dos formas.

Lope de Vega (Madrid 1562-1635) fue también un consumado poeta del que otros celebrados autores como Cervantes se expresaban con la mayor admiración, ya “Monstruo de la naturaleza” que “Fénix de los Ingenios”, logró una producción literaria de tal tamaño que aún resulta sorprendente, 3,000 sonetos, 3 novelas, 4 novelas cortas, 9 epopeyas, 3 poemas didácicos, 1,800 comedias, era un hombre realmente creativo.

Y en lo personal un hombre único, controvertido, dado a los placeres, animoso en sus cariños como en sus animosidades, ya lo envidiaba Cervantes y no lo toleraba Góngora otros los más lo admiraban profundamente, Quevedo y todo mundo podía a la vista de su obra amarlo y extasiarse de su enorme talento. Las mujeres lo tenían en buen concepto y se halagaban del interés que por ellas mostrará tremenda iluminada personalidad, fue un desterrado algo que no sorprende de su personalidad tan sincera tan poco dada a acomodarse a lo que no le convencía.

Se hizo sacerdote y experimentó algunos tristes sucesos familiares, el sacerdocio no le impidió enamorarse en algún momento y al final de su vida el pesar no le abandonó ya en casi ningún momento. Cuando murió todo mundo le rindió los honores que bien merecían. Lee “Fuenteovejuna” pinchando aquí