Fernando Sánchez Dragó confiesa sexo con niñas en su libro, algo que no deja por muy liberales que puedan considerarse algunos, de resultar información chocante de un autor que toma su libro para jactarse de haberse tenido relaciones sexuales con dos niñas de 13 años. Esta anécdota como la ha calificado él, forma parte del libro recién presentado bajo los auspicios de la editorial Planeta,  y que son conversaciones con Albert Boadella, titulado “Dios los cría y ellos hablan… de sexo, drogas, España, corrupción…”

El escritor también presentador de televisión en Telemadrid en un espacio de literatura, se refiere al hecho aduciendo que “ya ha llovido suficiente” y que el delito ya prescribió, menos mal que en algún momento tiene claro que es eso un delito. No nos ahorra el malestar de leer sus expresiones de que aquellas niñas de 13 años no eran más que, según sus palabras, “unas zorritas”.

Aunque muchos medios hicieron silencio al asunto, el comité de empresa de Telemadrid y algunos otros han pedido ya la destitución del señor Sánchez Dragó, no es para menos, enfrentados en nuestra época a las actitudes de tantos más que ven el sexo como algo que no tiene límite y se piensan en niños como objetos sexuales, ésta es una actitud que no debe tolerarse y menos de un comunicador televisivo que pone en frente de todos esta “anécdota” que solo puede indignarnos.

Haya “llovido mucho o no” y sea ayer, hoy o mañana, no importa de quién se trate, y ni siquiera si como en el caso de él es, a su modo de decirlo una divertida experiencia del pasado para compartir con los lectores, la pederastia es eso y nada más, por mucho que la adornen y que se la piensen una experiencia divertida de un intelectual. Veremos qué consecuencias trae este asunto.

Imágen de: Experimental Taxi Club