Ciertamente que la literatura rusa ha contado entre sus escritores, con muchos verdaderos por decirlo así, “gigantes de la literatura” y entre ellos al menos en mi humilde opinión, sobresale   Fedor Dostoiewski, cuyas obras son de un estilo inigualable.  “Novela en nueve cartas” es una de esas obras de Dostoiewski que resultan de un encantador rato de lectura, no tiene nada de drama como otros de sus escritos y en cambio resulta hasta por momentos divertida y con un final que no deja de resultar todo un regalo.

Dos ciudadanos de San Petersburgo han decidido entrar en negocios conjuntos, que sin embargo no logran fructificar debido a que durante varios días uno busca al otro sin éxito alguno, por lo que se encuentran un día comunicándose por medio de cartas, nueve cartas concretamente.  En ellas el señor Iván y el señor Pyotr pasan ya de alegres y cordiales saludos a recriminarse y luego a acusarse de todo hasta mala voluntad e intentos del otro de timarle, en medio de aquellas cartas aparece por momentos la figura de un tercero un amigo de ambos que ya uno defiende y el otro ataca y que tendrá un papel importantísimo en el final, cuando aquellos dos otra vez con cartas descubran las relaciones de sus esposas con el susodicho.

Dostoiewski (Moscú 1821- San Petersburgo 1881) es considerado uno de los más grandes escritores en la literatura mundial, un influyente autor cuyas obras fueron de gran influencia en personajes connotados como Nietzche y Stefan Zweig que como tantos otros reconocieron la importancia del célebre escritor ruso en su propia obra. Criado con un padre autoritario y una madre que murió pronto la vida de Fiodor sin duda no fue tan felíz como debía ser y ésto influyó en alguna medida en su obra que ya por momentos nos traslada la soledad y la tristeza del pequeño Fiodor enviado a estudiar lejos de casa siendo muy niño.

Puedes descargar  gratis   “Una novela en nueve cartas“  pinchando aquí