En 1953, Ray Bradbury publicada su novela, Fahrenheit 451, la novela que es todo suspenso y acción, trata un tema especial la ignorancia  en la que vive la sociedad distópica plasmada por Bradbury, en donde leer es una forma de desdicha  y por tanto nuestro protagonista  Guy Montag, tiene el triste trabajo, aunque él no lo vea así, en una sociedad que se mantiene en la creencia que los libros son el canal a la infelicidad, de quemar esos libros.

En ese mundo sin libros, la gente se la pasa viendo televisión, como sucede con la mujer de Montag y su jefe que está convencido como funcionario que es, que el gobierno tiene toda la razón y que su deber es alejar a la gente de esos perniciosos libros, manteniéndola lógicamente en la ignorancia.  Los eruditos y los que se atreven a leer algo están fuera del sistema y deambulan por los bosques.

Montag empieza a cuestionarse el asunto, cuando se encuentra con un escritor Faber y de ahí se va desarrollando la novela, con Montag confrontándose con su mujer que por cierto detesta los libros, y con su jefe al que termina matando, en la huida…(mejor les dejo que se la lean)

Sin duda Fahrenheit es un tremendo libro, uno de esos que hacen mella en uno, te planteas cuestionamientos, que sin duda en él encuentran sus respuestas.  Brandbury se enfrentó al sistema como su héroe novelístico cuando publicó su libro en plena época de caza de brujas en Estados Unidos, en la tristemente era de McCarthy.   El libro que ya lleva muchas ediciones, fue publicado por entregas por el poderoso Hugh Heffner que en aquella época comenzaba lo que se convertiría en un imperio, Playboy.