Escritores famosos y sus epitafios, no cabe duda que los más connotados autores no eran para nada personas corrientes y así como sus obras, sus vidas estuvieron llenas de hechos que escaparían a la vida del resto de mortales y su vida  marcada por el éxito literario merecía bien un epitafio diferente, original, con lo que ser aún más admirados, y hoy les contamos sobre algunos de estos epitafios que están en la tumba de algunos de los más famosos mundialmente, autores y poetas.

  • Aquí descansa uno que escribió su nombre en el agua. En la tumba del poeta John Keats.
  • Por él nadie lloró y hoy es llorado. En la tumba de Francisco de Quevedo y Villegas.
  • Abrid esta tumba al fondo se ve el mar. En la tumba del poeta chileno Vicente Huidrobo.
  • El cielo estrellado sobre mi, la ley moral en mí. En la tumba del filósofo Inmanuel Kant.
  • Si queréis los mejores elogios, moríos. En la tumba de don Enrique Jardiel Poncela.
  • Verdadero acero hoja afilada. Arthur Conan Doyle.
  • Es más digno que los hombres aprendan a morir que a matar. Séneca.
  • Lo que el alma hace por su cuerpo es lo que el artista hace por su pueblo. Gabriela Mistral.
  • …Y no tengan miedo. Jorge Luis Borges.
  • Aqui yace Moliere el rey de los actores, ahora hace de muerto y lo hace bien. Moliere.
  • Solo le pido a Dios que tenga piedad con esta alma de ateo. Miguel de Unamuno.
  • Si no viví más fue porque no me dio tiempo. Marques de Sade.
  • Ya decía yo que ese médico no valía mucho. Miguel Mihura.
  • Estuve borracho muchos años después me morí. Scott Fitzgerald.
  • Un libro debiera ser como un hacha ante el mar congelado que tenemos en el alma. Sylvia Plath
  • Aquí yace Aretino poeta toscano, que de todos habló mal menos de Dios sencillamente porque “no lo conozco”. Arentino.
  • Perdonen por mi polvo. Dorothy Parker.

  • Si queréis los mejores elogios, moríos. En la tumba de don Enrique Jardiel Poncela.
  • Verdadero acero hoja afilada. Arthur Conan Doyle.
  • Es más digno que los hombres aprendan a morir que a matar. Séneca.
  • Lo que el alma hace por su cuerpo es lo que el artista hace por su pueblo. Gabriela Mistral.
  • …Y no tengan miedo. Jorge Luis Borges.
  • Aqui yace Moliere el rey de los actores, ahora hace de muerto y lo hace bien. Moliere.
  • Solo le pido a Dios que tenga piedad con esta alma de ateo. Miguel de Unamuno.
  • Si no viví más fue porque no me dio tiempo. Marques de Sade.
  • Ya decía yo que ese médico no valía mucho. Miguel Mihura.
  • Estuve borracho muchos años después me morí. Scott Fitzgerald.
  • Un libro debiera ser como un hacha ante el mar congelado que tenemos en el alma. Sylvia Plath
  • Aquí yace Aretino poeta toscano, que de todos habló mal menos de Dios sencillamente porque “no lo conozco”. Arentino.
  • Perdonen por mi polvo. Dorothy Parker.
  • Por ser traidor hasta con la traición lo amaba la gente honorable. Julio Córtazar.