Ernesto Sábato ha muerto “la vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil…que cuando un empieza a aprenderlo ya hay que morirse…una de las más famosas máximas del gran escritor argentino que ha muerto enlutando a la literatura mundial a la que legó grandes obras como “El túnel” y “Sobre héroes y tumbas” ha muerto recién el día de ayer de las complicaciones derivadas de una bronquitis que padecía, a sus ya casi 100 años que cumpliría el próximo 24 de junio, Sábato uno de los más grandes escritores contemporáneos de América Latina.

Galardonado con el Premio Cervantes fue sin embargo un olvidado del Premio Nóbel, del que siempre estuvo nominado, ha muerto sin recibirlo, no parece que hiciera falta, Sábato ganó cada día en la admiración de todos. En la literatura, en donde generaciones han leído sus más emblemáticas obras, y a la mención de su nombre sé que muchos como yo, recordarán los ratos mágicos en que transportados por sus novelas nos hemos sentidos identificados con su visión, para muchos pesimista de la vida, pero conmovedora, cautivante, interesante.

Ya no habrá más don Ernesto Sábato, vecino querido en el vecindario a donde ha dejado establecido anhelaba ser velado, no hay más Sábato artífice del informe “Nunca más” que se constituyó en la pieza clave en la investigación de las desapariciones de la dictadura argentina…él ya descansa en paz,  pero nos queda…su obra literaria  sin igual, sus ensayos, sus máximas, para mi, siempre habrá María y Pablo…y con ello, en esas líneas siempre tendremos a un grande,  Ernesto Sábato.