En busca de los DIOSES

4,22  disponible
1 Nuevo Desde 4,22€
Ir a la tienda
Amazon.es
A partir de 23 septiembre, 2020 20:00

Características

Is Adult Product
Release Date2020-09-02T16:29:50.940-00:00
Edition1
LanguageEspañol
Number Of Pages92
Publication Date2020-09-02T16:29:50.940-00:00
FormateBook Kindle

BUSCANDO A DIOS

0,99  disponible
1 Nuevo Desde 0,99€
Ir a la tienda
Amazon.es
A partir de 23 septiembre, 2020 20:00

Características

Is Adult Product
Release Date2020-08-10T12:08:09.341-00:00
LanguageEspañol
Number Of Pages49
Publication Date2020-08-10T12:08:09.341-00:00
FormateBook Kindle

SALITRAL: Tierra Bendita por Dios

9,27
8,81  disponible
1 Nuevo Desde 8,81€
Envío gratuito
Ir a la tienda
Amazon.es
A partir de 23 septiembre, 2020 20:00

Características

Is Adult Product
LanguageEspañol
Number Of Pages117
Publication Date2020-06-26T00:00:01Z

El Cuarto Apóstol

15,98
15,18  disponible
1 Nuevo Desde 15,18€
1 Usado Desde 10,01€
Envío gratuito
Ir a la tienda
Amazon.es
A partir de 23 septiembre, 2020 20:00

Características

Is Adult Product
LanguageEspañol
Number Of Pages311
Publication Date2020-06-17T00:00:01Z

Ivar el Rey Vikingo: Los guardianes de piedra 4

2,99  disponible
1 Nuevo Desde 2,99€
Ir a la tienda
Amazon.es
A partir de 23 septiembre, 2020 20:00

Características

Is Adult Product
Release Date2020-06-03T00:00:00.000Z
LanguageEspañol
Number Of Pages167
Publication Date2020-06-03T00:00:00.000Z
FormateBook Kindle

Bosquejos y sermones de la Biblia: Estudios cristianos. Serie de cinco tomos en uno

12,33  disponible
1 Nuevo Desde 12,33€
Envío gratuito
Ir a la tienda
Amazon.es
A partir de 23 septiembre, 2020 20:00

Características

Is Adult Product
LanguageEspañol
Number Of Pages243
Publication Date2020-05-13T00:00:01Z

Cuando hablamos de  la poesía, muchos se pensarán en rimas de amor apasionado, desilusión dolorosa, o elogiosas victorias, y otros tantos,  en una poesía, construida sobre la fé en Dios, y tratando de ser el acercamiento del hombre con ese Dios, en el que, debemos decirlo, algunos creen y otros no.  Pero creas o no, igual la poesía del autor inglés George Herbert, tiene belleza estética y profundidad religiosa, ésta última comprensible, siendo que el poeta era además, un clérigo en Salisbury, Inglaterra, su país natal.

La poesía de Herbert es de actualidad, pese a que él vivió durante los años de 1593 y 1633, en los que fue primero un muchacho estudioso, que anhelaba convertirse en un religioso, y luego como un clérigo modesto y reservado, se vio además con talento para convertir hermosas rimas que fueran al mismo tiempo comprensibles para la gente.  No había para él, como para tantos otros, confusiones sobre sus creencias, Dios era el que inspiraba su obra, y el que él reconocía así le había dado semejante talento.

Y aunque sus rimas puedan parecer meláncolicas, quizá tristes, demasiado reflexivas, para el gusto de algunos, lo cierto es que, son motivadoras de reflexiones, porque así debemos entenderlo, la cuestión teológica está presente constantemente en nuestras vidas.  Herbert nos lleva en sus rimas, a meditar sobre ese  Dios, que en medio de las tribulaciones nos pensamos inexistente, y del que en el colmo de nuestro egoísmo humano, olvidamos cuando la alegría nos transporta, y aún así, algunas veces, nos sentiremos confusos o sencillamente inclinados a cuestionarnos sobre ese Ser supremo, del que nuestros ancestros nos hablaron, el que nuestras madres nos inculcaron, y es que no deben pensarse tampoco que la poesía de Herbert   resultará lenta o aburrida, es ya les digo, una poesía sencilla, llevada por la humildad del autor, y una búsqueda de reconciliar al hombre y Dios, por un hombre que lo mismo era un religioso que un poeta consumado, y que  hasta hoy en día mantiene la intemporalidad de su producción poética, llena de sencillez y candor.

En los últimos años, la poesía de Herbert ha obtenido mayor auge, gracias a la cultura del gótico, que ha hecho suyos, algunos de los más famosos poemas del autor.

Amor

 Amor me abrió la puerta; y aún el Alma temía, culpable de polvo y pecado Pero Amor, con prontos ojos viendo mi duda y mi retraimiento, se acercó y dulcemente me preguntó: – ¿Acaso hay algo que eches en falta? – Un invitado digno -dije- de estar aquí. – Serás tú -dijo Amor-. – Yo ? Con mi ingratitud y mi maldad? Ah, mi amado, yo no puedo mirarte. Amor tomó mi mano y replicó sonriendo: – ¿Quién hizo esos ojos, sino yo ? – Es verdad, Señor; pero yo los profané; deja que mi vergüenza vaya donde merece. – ¿Y no sabes -dice Amor- quién asumió la culpa ? – Mi amado, entonces yo serviré. – Debes sentarte -dice Amor- y comer mi carne. Me senté pues, y comí.