El ruido y la furia de William Faulkner recrea a Shakespeare, la famosa novela de Faulkner lleva por título y se inspira el mismo en uno de los versos de la famosa MacBeth, lo que no hace más que recordarnos la influencia que los grandes autores han tenido en los autores relevantes de generaciones posteriores a la suya, y además de la influencia de Shakespeare en la obra como título de la novela, se nota la influencia de Joyce, porque la historia que fue publicada en 1929 sigue en alguna forma el relato sequencial generacional que seguía la obra más famosa de James Joyce.

Faulkner consideraba ésta una de sus mejores novelas, y a uno de sus personajes, Caddy Compson su heroína ideal. “El sonido y la furia” recrea el ocaso de una familia en el campo de Estados Unidos y transcurre entre 1910 y 1928 el relato de varios miembros de la familia Compson que tienen unas vidas un tanto complicadas, un hijo con retardo mental y que ve la vida complicada, una hija promiscua sexual, un hijo empeñado en confrontar a su padre con la realidad que se ve traicionado cuando no lo logra y opta por el suicidio. Una novela en la posguerra civil norteamericana que transmite la preocupación de Faulkner en la pérdida de los valores del viejo sur.