El Príncipe de Nicolás Maquiavelo un homenaje a César Borgia, para los estudiosos de las ciencias políticas, éstas no nacieron ciertamente hasta el día en que Nicolás Maquiavelo publicó su obra “El Príncipe” considerada obra maestra de la literatura mundial, colocó a Maquiavelo como un gran escritor pero también en el padre de la ciencia política moderna. Sorprendentemente no le tomó mucho tiempo escribirla, pues se dice que la empezó en julio y la terminó en diciembre de 1513, aunque no la vería publicada porque moriría antes, fue publicada en 1532.

Para cuando Nicolás Maquiavelo escribió El Príncipe, se decidió a dedicarla a Lorenzo de Médici de la familia que antaño fuera su antagonista y en algún momento causa de pesar para el autor, ya que en dos ocasiones fue acusado por los Médici de traición y torturado para luego ser acusado por sus compatriotas de ser aliado de los Médici. Todo ello y las penurias económicas influyeron en su carácter pero  no le alejaron de lo que amaba, la ciencia política pero Maquiavelo era también un talentoso escritor, ensayista, humanista, diplomático y filósofo.

Y ese Príncipe que pensaba Maquiavelo, no era más que César Borgia el ambicioso hijo del Papa Borgia como el modelo ideal de un nuevo Príncipe pero aunque Maquiavelo admiraba fervientemente a César Borgia, tomó de muchos de los gobernantes entonces las cualidades que él pensaba debían resumir a ese Príncipe sobre el que disertaba entre ellos, Fernando de Aragón de quien solía decir que debía su encumbramiento a la religión, y no por ello podía calificarle nadie de hombre religioso y compasivo. Hasta hoy no se puede decir a ciencia cierta si era Fernando de Aragón o César Borgia, el que realmente inspiró, uno de los libros más importantes del mundo. Lee “El Príncipe” pinchando aquí.