El príncipe de los mendigos de Guillermo Descalzi, éste es uno de esos libros autobiográficos que logran atraer nuestra atención, nos retienen en la trama y nos hacen reflexionar, porque nada como la historia contada de primera mano,  para comprender los complicados caminos que puede tomar la existencia. Y la existencia de Guilermo Descalzi fue de la cúspide de la fama a la más decidida derrota, y aún así se sobrepuso y retomó la vida, en ello está la belleza de este libro, el recordarnos que si queremos podemos intentar de nuevo y levantarnos de nuestras cenizas.

Descalzi disfrutaba de los placeres de la fama, con una carrera triunfadora como reporte y corresponsal de guerra, la vida no podía ser mejor, tenía fama y fortuna, pero esa fama y fortuna, le llevaron por caminos errados y se vio  insatisfecho de la vida, buscando emociones donde en realidad luego comprobaría que solo labraba su propia destrucción, la cocaína, la marihuana, y el alcohol. Para caer tan bajo, como vivir en la calle, sin empleo y sin nadie, un Principe de los mendigos, tal reza el título del libro. Pero en algún momento para su fortuna, hizo frente a su vida, se encontró reflexionando sobre su actitud y retomó aunque con mucho esfuerzo el recuperar su vida. Un libro estupendo.