Los años 20 del siglo XX no estaban preparados para una novela como “El pozo de la soledad” que se publicaba en 1928, pronto fue condenada por los censores no es que tratara un tema que no se conociera era que escandalizaba a los puritanos de la época, una novela sobre el lesbianismo, no hay en ella a diferencia de tantas otras novelas del mismo tema y a lo que acostumbra la literatura contemporánea de hoy sexo explícito ni alusiones groseras, es una novela bien escrita que aunque por momentos parece entristecida, falta de entusiasmo y para algunos desoladora sobre la felicidad, no dice nada que no sepamos, la vida no es fácil ni aún en pleno Siglo XXI para los que un día se encuentran amando a alguien de su mismo sexo, los estereotipos, los prejuicios heterosexuales sobre el lesbianismo están presentes que chocarán a los lectores de entonces no le resta calidad literaria y valor sobre un tema que sigue preocupando a todos hoy en día, la segregación de aquellos que no cumplen con lo “heterosexual”.

Y es que Radclyffe Hall su autora (1880-1943) sabía muy bien de que hablaba, ella misma como “invertida” que se catalogaba era una lesbiana que debía adaptarse a los convencionalismos de la época y que no miraba muy prometedor su futuro. Tenia ya en su haber algunas novelas cuando publicó “El pozo de la soledad” y mujer independiente y moderna para su época, se atrevió no solo a escribir sobre un tema controversial sino a tratar de vivir su vida dentro de sus deseos tanto como se pudiera, ya que vivió en relaciones lesbicas durante toda su vida.

La novela es interesante Gertrude Gordon es una mujer inglesa que se enamora de una enfermera en la primera guerra mundial, pero el amor no es tan felíz como esperan porque deben enfrentarse al rechazo general que de alguna manera va minando el sentimiento.  El libro de Radclyffe Hall ha sido defendido y atacado, que no responde a la visión de mucha gente en la comunida homosexual se convirtió en una bandera del movimiento durante algún tiempo y logró contra la guerra emprendida en Estados Unidos e Inglaterra superar a la censura y  se convirtió en un libro estudio de los psicológos sobre la percepción de que la homosexualidad es una condición con la que se nace y no una decisión personal.

La vida de Radclyffe Hall no fue muy halagadora, creció solitaria y se consideró siempre excluida por su condición sexual.