La prestigiosa Literaty Review, una revista de habla inglesa que cada año escoge la escena de peor y más torpe sexo dentro de la literatura británica, rompe con su tradición e incluye, sin duda alguna por merecerlo  y haciéndole justicia claro está, un relato de no ficción dentro de dicha categoría,  precisamente el relato sobre una escena de alcoba del exprimer ministro británico Tony Blair en sus famosas memorias.

Y vaya escena aburrida como para ser nominada por una revista del prestigio de Literary Review, al parecer la misma tuvo lugar en 1994, en donde Tony Blair relata de manera aburrida y torpe, una escena de sexo conyugal con su esposa Cherrie. Y si aquellos dos se habrán aburrido, no cabe duda que Blair no estará muy contento, aunque a cualquiera alegran las nominaciones y los premios, éste no le traerá ninguna alegría. Que ser considerado un amante, por lo que justifica el premio, torpe y aburrido no es como para sentirse halagado.