Humberto Eco, es un reconocido escritor italiano, que llegado a la edad adulta logró publicar sus novelas con  éxito arrollador como lo demuestra  su primera novela  ”En el nombre de la Rosa” llevada a la pantalla de la mano del actor Sean Connery, novela de sacerdotes detectives en monasterio de la edad media que resultó todo un libro cautivador.  El Péndulo de Foucauld es la segunda novela publicada en 1988, por Eco  que resulta un encantador ejercicio sobre complots, esoterismo  y magia.  Una crítica muy delineada al esoterismo y a los escritores que tratan sobre dichos temas, y que son tan populares en algunos lugares.     

 

Con la particularidad que han tenido todas las obras de Eco, “El Péndulo” consta de 120 capítulos, cuyo título siempre es una cita relacionada con la literatura del ocultismo. Casaubon el protagonista nos va relatando su vida a través de la obra, la trama se va desenvolviendo ya en Milán donde estudia o en Brazil a donde viaja.  El centro de la novela es su reclutamiento por editores de Garamond Editorial que quieren auspiciar una teoría relacionada con los Caballeros de la orden del Temple, los ya de todos conocidos Templarios.  La trama se enreda cuando el personaje que va a darle los pormenores del asunto desaparece sin dejar rastro.

La interesante trama construida por Eco, es una invitación a sumergirse en una de esas intrigas tan en boga hoy en día, rodeadas de ocultos secretos, conspiraciones, y temas esótericos y religiosos, que nadie puede dejar de leerse con suma atención.

A este libro siguieron otras 3 obras de Eco, que resultaron buenos números de venta, pero que no lograron el boom de “En el nombre de la rosa” y que no resultan, eso no les quita su enorme calidad, tan interesantes como el Péndulo de Foucauld.  Cuyo título está inspirado en el péndulo esférico inventado por León Foucauld a quien debe su nombre, y que sirve para demostrar la rotación de la tierra.  Ese péndulo esférico puede mantenerse oscilando durante horas.