El Papa de Hitler de John Cornwell, éste es un libro controversial, sobre un tema que siempre resulta espinoso de tratar, el papel de la iglesia en los grandes momentos que ha vivido la historia, en este caso la del Papa Pío XII, de nombre Eugenio Pacelli, al que acusa el autor y otros tantos, de colaboracionista de Hitler y la maquinaria que llevó a millones de judíos al exterminio, ya nos lleva el autor por una visión de Eugenio Pacelli, del que hay que decirlo, ha sido declarado “Venerable” por el Vaticano, de político interesado en aumentar el poder Papal y un antisemita.

Un gran aporte  en materia de investigación que el señor Cronwell realizó para su libro, la participación de Pacelli en el debilitamiento de la iglesia alemana en beneficio de un Hitler en ascenso, benefició al fascismo italiano, y ciertamente ante las atrocidades de la Alemania Nazi y la tiranía de la Italia de Mussolini, el Vaticano nunca dijo nada, lo que sin duda ha contribuido a esa percepción del papel del Papa en los momentos más difíciles de una Europa que vio indefensa el ascenso y la barbarie de un ¿lunático? Hitler. Y si eso no es suficiente para cuestionar la gestión del Vicario de Cristo habrá que ver su actitud en la posguerra española, cuando elogió la obra del dictador Francisco Franco lo agració con una orden y lo exhaltó cual ejemplo para el mundo, parecía importarle no la humanidad a la que la piedad católica debía proteger y apoyar,  sino la seguridad de su pequeño reino Vaticano.

Pero dejando de lado  la presión en la que se habrá encontrado el autor ante la publicación de su libro, este libro hay que leerlo, hay que formarse sus propias opiniones y hay que ser valientes con la verdad. De la historia y de las investigaciones de John Cornwell nos enteramos del racismo de Pacelli que le llevo a pedir que los aliados no destinaran soldados “de color” al Vaticano en plena guerra mundial, y bueno Pacelli con su actitud permisiva, con sus propios intereses, ayudó no sólo con el silencio ante el holocausto judío, al exterminio en Croacia de los Serbios y conociendo las atrocidades guardó nuevamente un para él, provechoso silencio.

No les cuento más, hay que leerlo que la literatura histórica como ésta, nos aporta en la visión del mundo y en este caso a un Papa que ha estado en medio de la controversia durante mucho tiempo, no es atacar a nadie, no es rechazar la religión, es encarar con valentía lo que el mundo permitió a un hombre en un puesto importante a nivel mundial, dejarse llevar por el ansía de poder, contribuyó en alguna manera a la “Solución Final” de Hitler, un libro luego de un exhaustivo trabajo de investigación y no pensarse que de un fanático religioso enfadado por el poderío de la iglesia católica, poderío criticado hoy más que nunca, sino por un ferviente católico que según él mismo ha estado en shock ante la evidencia.