‘El nombre del viento’ es un libro del escritor Patrick Rothfuss que comencé a leer hace apenas unos días. Llevó de leer unas cuantas decenas de páginas y sospecho, sin temor a equivocarme, que estoy ante un libro singular, no quizás el mejor de su especie pero sí tal vez el mejor de los que haya leído.

Comenzaremos diciendo que se trata de un libro de género fantástico. Hurgando un poco por la red se puede comprobar la buena crítica que tiene su autor. Algunos han llegado incluso a compararlo con el genio que es Tolkien. A decir verdad, sería imprudente asegurar algo así, pero también es cierto que Rothfuss tiene con qué justificar su originalidad. No es definitivamente como Tolkien, no es mejor que él ni tampoco peor, es simplemente singular y especial por donde se le mire.

El libro narra la historia, a primera vista común y corriente, de un personaje que hace de mítico héroe a lo largo de la novela. Pero a segunda vista, la cosa no es tan común como sugiere la trama. En primer lugar no hablamos de un típico héroe de fantasías, sino de un personaje más humano y real, que sabe de lágrimas y dolor. A lo largo de su vida no solo bebe de virtudes y triunfos, sino también de defectos y derrotas. Esto hace que el libro cobre un realismo que muchas veces se pierde en otras obras de fantasía. En segundo lugar, la historia está contada en primera persona por Kvothe, el protagonista de la historia que, en calidad de incognito, procede a contar su historia a otro personaje llamado el Cronista. Es en este aspecto donde la obra adquiere su propia originalidad. Porque lo hace sentir a uno parte de la historia, como si el mismo Kvothe nos hablara dentro de una posada, que es donde ocurre toda la acción principal.

En la novela, el Cronista tendrá que escuchar la narración durante tres días, si quiere oírlo todo. El nombre del viento es solo la narración del primer día.

Podemos asegurar que se trata de una historia sin desperdicio. Envolvente de principio a fin.

Si alguien aún guarda sus dudas, aquí les dejamos el tráiler de la novela:

Enlace: Blog de Patrick Rothfuss
Enlace: Sito oficial del libro