Torquemada

De una familia religiosa siguió el ejemplo de su tío y se convirtió en fraile con tal ahínco y buen desempeño que pronto fue elevado al envidiado y sobretodo influyente puesto de confesor de la futura reina, un hecho que sin duda tuvo su importancia a la hora de escoger un encargado de la Inquisición y sobretodo porque él apasionado de la causa contra los herejes fue el que más trabajo por la implantación en 1492 de la proscripción de los judios, lo que permitió el ajusticiamiento de un gran número de inocentes a los que se le achacaron toda clase de maldades por su religión, ya quemados por realizar rituales satánicos y por proferir insultos a la fé católica, tristemente muchos de esos casos juzgados por la Inquisición llevaron a la muerte a personas inocentes que terminaron sus días de la peor manera.

No escapaban del castigo niños y niñas, ancianos o mujeres, todo mundo podía para su mala suerte ser perseguido y mandado a quemar, eran tiempos peligrosos y de leyendas que ya luego se convirtieron en para algunos hechos reales, como los famosos casos del niño de la Guardia por el que fueron enviados a la peor de las muertes varios judios totalmente inocentes, no había como los historiadores han comprobado recientemente, víctima y no había tal rito, era solo como muchos siglos después pasaría una campaña de antisemitismo de alto nivel, que logró hacer de los judíos los más perseguidos, y de la Inquisición un tribunal cuya sola mención bien podía enviarte al otro mundo de la manera más cruel.

Era o no Torquemada un ¿cruel perseguidor de herejes?  algunos defensores ha tenido a través del tiempo, que fue solamente el hombre mandado a ocuparse del trabajo sucio de la corona que anhelaba sacar de su reino a cuanto judío hubiera en él. Lo cierto que amparado en el “auto de fé” obediente o no Inquisidor de los reyes, se ocupó ya de torturar, castigar y matar a cuanto le pareciera bien se merecía o no esa pena, alrededor de 10,000 personas.  Más sobre este tema apasionante de la Santa Inquisición pinchando aquí