El libro de las ilusiones de Paul Auster, es Auster un autor contemporáneo y como tal se encuentra siempre en medio de las controversias, porque todo el que lo ha leído mucho y los que lo han leído poco,  quieren valorizar a su modo su obra, su gran obra, su exquisita obra;  porque Auster un egresado de la Universidad de Columbia en donde estudió literatura francesa, un autor renombrado de hoy, un traductor exitoso de Mallarmé, nos lleva en su obra por el talento literario que ya todo mundo le reconoce, por su notable imaginación pero también por su perfecto manejo del relato, en una lección literaria esplendida.

Y de Paul Auster de quien ya les he hablado en otro post, es nada menos que El libro de las ilusiones, un libro del 2002, ambientada en los años 80, que nos lleva a un hombre alcohólico que ha perdido la ilusión de vivir, que se encuentra en una depresión a punto de tocar fondo en la bebida, por la pérdida de su mujer e hijo en la explosión de un avión…un hombre que como cualquiera haría en tal situación anhela recuperar en el recuerdo los momentos felices con la familia que ha perdido…y cuando ha perdido ya la fe, y se piensa por él mismo falto de ganas de vivir, se ve frente al televisor y un personaje que le roba una sonrisa y despierta en él, un nuevo interés.

Ese interés le lleva a ir en pos de la realidad de Héctor Mann el actor que ha visto en la televisión, un hombre enigmático que ha desaparecido un día sin dejar rastro y que nuestro protagonista empieza a escribir sobre su vida, pero no imagina que la experiencia lo llevará a Nuevo México y que todo esa historia y sus investigaciones le llevarán por caminos que no imaginaba, hacia personas que no esperaba encontrar …una historia que absorbe aunque siendo sinceros debamos reconocer que en algunos pasajes se torne lento, no nos deja que lo abandonemos hasta llegar al final. Y sí éste es el famoso libro de Auster “sin comillas” un detalle de estilo que solo puede darse el lujo un autor de bestsellers como Paul Auster. Lee “El libro de las ilusiones” de Paul Auster pinchando aquí.