elogio de la madrastra

El elogio de la madrastra de Mario Vargas Llosa, aunque ganar el Premio Nóbel de Literatura ha supuesto como era de esperarse un despertar interés por la obra de don Mario Vargas Llosa por aquellos que, sorprendente pero cierto, quizá hasta entonces no se habían interesado en sus novelas; también es cierto que ha sido por mucho tiempo uno de los autores latinoamericanos más leídos. Porque su inagotable talento ha producido suficientes obras para ser apreciadas por todos los gustos de lectores que hay, y entre ese menú estupendo de Vargas Llosa no podía faltar la novela erótica, pero erótica con mucha elegancia…poética.

Las madrastras tan poco apreciadas en la literatura, no tienen porque ser necesariamente malvadas o totamente asexuadas, opacas y sosas, porque doña Lucrecia de El Elogio de la Madrastra de Mario Vargas Llosa, nos muestra que son encantadores personajes, mujeres fascinantes, personaje literario sorprendente e inolvidable. Y en esta historia con un don Rigoberto tan ritual y un hijastro tan inclinado a admirar a su madrastra, el incesto parece esconderse en los rincones de la casa donde don Rigoberto y doña Lucrecia no nos privan de sus encuentros íntimos…una  novela que se disfruta, una nueva forma de leer al genio que es Vargas Llosa.