El beso de Kathryn Harrison una exploración del incesto, éste es un libro no de hoy pues fue publicado en 1997 por el sello Random House y en español por Anagrama, resultó en su momento toda una controversia y es que el tema sigue siendo tabú y controversial, pero no por ello deja de ser una triste realidad en nuestras sociedades, podemos pensar que el escribir sus memorias sobre su controversial relación con su padre, habrá supuesto para Harrison una sanación de una época oscura en su vida, un ejemplo de que se puede un ser humano elevar de las más adversas circunstancias y retomar su vida, la autora se convirtió en una graduada universitaria con honores y una autora de éxito, más allá de este libro.

El beso es para leerlo con calma y sin apasionamiento, dejando de lado las concepciones normales que tenemos sobre el tema, es una forma de enterarnos del asunto y comprender en alguna medida las malas decisiones de una joven que se reencuentra con su padre al que no ha visto nunca y que confusa entre aquel sueño infantil de anhelar la compañía paterna  y el conocerle en el presente se entrega sin pensarlo en una relación, criminal, irresponsable y amoral del padre que no habiendo estado nunca para la hija la reencuentra convertida en una joven para hacerla su amante.

Un ministro ordenado que falta a toda moralidad, una madre narcisista que pasa de la hija desde siempre y que parece empeñada en recuperar al hombre que no ha visto en años, una hija confusa y avergonzada del camino que toma una relación que poco tiene ya de fraternal, sin duda para alarmar a algunos. Kathryn nos cuenta la historia, dos adolescentes que se casan muy jóvenes y tienen una niña, los abuelos interfieren para lograr el divorcio, el padre marcha sin volver hasta 20 años después, la madre sigue con su vida y deja a la hija con los abuelos.

La falta de cariño de la hija abandonada por ambos padres, el anhelo secreto de una familia que no ha tenido, la frustración, la confusión, la verguenza y sobretodo el dolor, que hay dolor en recrear oscuros pasajes de la vida, pero también hay valentia en Harrison al confrontarlos, quizá es una de esas raras imágenes que un día leemos sobre el abuso sexual, una mujer que deja el pasado atrás y reconstruye su vida. Un libro que me ha gustado.