El arte de amar de Erich Fromm no debe ser imaginado como un libro sobre técnica sexual, al estilo Kamasutra, el Kamasutra tan popular en el mundo occidental durante mucho tiempo es algo más que un instructivo sobre el sexo pero el libro de Erich Fromm es un estudio relevante sobre el amor, sobre las clases de amor, sobre lo que esperamos de ese amor, y sobre que el amar no es algo que para lograrse se logre solo porque sí, hay que involucrarse en el amor.

En 1959 Fromm publicaba la versión de su libro, para él el amor es un arte, como también lo es vivir, y para lograr triunfar en cualquier arte (el vivir y el amor también) hay que esmerarse y llegar a un grado de perfección.  El amor es según Fromm el destino de nuestras vidas, el involucrarnos y aún así seguir siendo individualmente quienes somos, y claro está nos define las muchas formas del amor, el amor entre hombre y mujer, el amor entre padres e hijos, el amor propio, el amor a Dios, el amor erótico. Un excelente trabajo sobre el amor a donde el celebrado señor Fromm también lo relaciona con el entorno social, el capitalismo, al que culpa de limitar al hombre socialmente a amar verdaderamente.

Erich Fromm nació en Frankfurt del Meno en 1900 y murió en Tesino, Suiza en 1980. Se convirtió con el tiempo en un destacado Psicólogo social, Psicoanalista, filosófo, humanista y escritor. En este último aspecto, sus estudios sobre la psique humana y los temas relevantes de la vida cotidiana del hombre le llevaron a escribir numerosos libros sobre variados temas.

¿El amor?  no solo Fromm lo ha analizado, aunque hay que concederle que su aporte al conocimiento del mismo y a su papel en nuestras vidas, es uno de los más importantes en la historia. Pero el amor más allá del análisis, aún por mucho que leamos y nos adoctrinemos sobre la forma en que lograremos esmerarnos en ese amor que Fromm nos describe, es un sentimientoa avasallante en donde, hay que decirlo, vamos dando tumbos olvidados de todo lo que hayamos aprendido del mismo, por sobre nuestras más experiencias y cautela, cuando llega el momento de sentirnos involucrados con alguien más, solo queremos amar y que nos amen.  Y esto no quita que leer a Fromm sea algo que enriquece y mucho nuestras vidas.