Don Benito Pérez Galdós es uno de los escritores que más me gustan, no hay obra del célebre autor de Canarias que no resulte un avistamiento a la sociedad de su época y una entretenida historia, los dos se cumplen en “Doña Perfecta” una de sus novelas más conocidas, pero ¿hay alguna obra de Pérez Galdós que no sea conocida? ciertamente la obra de Pérez Galdós es tan variada, extensa y rica en propuestas que es una de las más conocidas por todos.

Doña Perfecta es un personaje complicado pero no es para nada una persona de la que no nos resulte familiar, hay tantos como ella.  Una mujer que pasa por perfecta (he ahí la certera escogencia del nombre que don Benito dio a su personaje y al resto de los de la novela)  buena mujer, creyente ferviente, generosa persona y estupenda madre, pero más allá de esa imágen que sus vecinos se han forjado de ella gracias a su hipocrecía es una egoísta, mal intencionada e interesada, que logrará en el colmo de su maldad destruir la vida de su sobrino y la de su hija, destinados por ella misma y su hermano Juan en algún momento a ser marido y mujer.

Como sucede en este tipo de relatos la heroína una chica buena y amorosa hija, Rosario sacrificará su amor por complacer a su madre y un sobrino Pepe Rey que ama a Rosario descubrirá y con ello perderá el favor de su nada perfecta tía, las malas intenciones y la forma de ser real de aquella.  El pobre Pepe es  un hombre acorde a los tiempos que no se convence de que las cosas así porque sí, él es un ingeniero y sus estudios le han permitido pensarse las cosas, quiere conocer el por qué de esto y aquello y eso será usado en su contra cuando el pueblo en donde vive Rosario, Orbajosa un pueblecito de gente creyente que se concentra en su religión que ya piensan Pepe corromperá y su producción de ajos de la que se sienten muy orgullosos.

Es una historia maravillosa, que concluirá a través de sus personajes con la desdicha de los protagonistas, pero nos va dando un, ya les digo, acercamiento a lo que era la vida de la época que retrata Pérez Galdós y desnudará los egoísmos de la gente como el cura Inocencio, mal intencionado y málvado y otros tantos personajes, y nos recordará que los rumores pueden destruir la vida de la gente, y que no siempre (eso sin duda lo hemos comprobado por nosotros mismos ya en la realidad) es como parece.  Lee “Doña Perfecta” pinchando aquí