Diana, cazadora, cruel y celosa, la más venerada de las diosas, seguimos contándoles sobre los más relevantes personajes de la mitología griega que lo fueron algunos no todos, parte de la mitología romana, y  Artemisa, su nombre dentro de la mitología griega, que la adoptaron mucho después porque en realidad un mito itálico era Diana para los romanos la diosa de la caza, y protectora de la naturaleza hermana gemela de Apolo y hermana también de Minerva con la que formaba el duo de las “Vírgenes blancas” por su castidad.

Al nacer Júpiter, su padre, la armó con arco y flechas, la consintió con un cortejo de ninfas, y a dedicarse permanentemente a la caza. Su culto fue uno de los más importantes en Roma y a ella hacen referencia en la biblia; pero Diana casta protectora de la naturaleza, reina de los bosques, título que le dio su padre Júpiter;  era una caprichosa diosa que ya amaba lo mismo que despreciaba y se mostraba excesiva en su enojo y su crueldad.

Devastaba cosechas, arrasaba con la tierra y se mostraba cruel y era vengativa. Por instigaciones de su madre Latona mató a toda la familia de Niobe,  a la que Latona odiaba por presumir tener más hijos que ella. Diana convirtió en oso a la ninfa Calisto y la alejó de su séquito cuando resultó embarazada, el pastor Acteón que para su mala suerte le vio desnuda mientras se bañaba fue convertido en venado y cazado por Diana para ser destrozado por sus perros. Envidiaba a Orión y le dio una muerte cruel bajo sus flechas, se enamoró platónicamente de Endimión un pastor y le visitaba mientras dormía para observarlo y alejaba a todo el que se acercara a él.

Su imagen acompañada siempre de un ciervo decoraba los hogares griegos y romanos y los griegos erigieron para ella un templo, el llamado Templo de Diana en Efeso, en la hoy Turquía,  que se consideró una de las 7 maravillas del mundo antiguo. Aunque  su culto declinó con la desaparición del Imperio Romano, su imagen resistió el paso del tiempo y en pleno renacimiento europeo Diana era, uno de los motivos para la pintura y el arte. En la imagen de este post una miniatura en Turquía de cómo pudo haber sido el famoso Templo de Diana o Artemisa.