Consejos para escribir de grandes autores, puestos en el tema de la escritura que en los últimos años ha tenido un por decirlo asi “boom”, ya todo mundo puede beneficiarse de esos cursos de escritura creativa, que son esenciales claro que sí, siempre se puede aprender mucho y todo mundo debería de adquirir las herramientas y los consejos de profesionales para hacer esa tarea que quiere intentar: escribir. Y si nos ponemos prestos a aprender inglés si queremos mudarnos un día a Londres y hacerlo bien, no cabe duda que antes de lanzarnos por las aguas nada calmas de intentar ser escritor, hay que tener un firme propósito de aprender  y aprender siempre.

¿Quiénes nos podrían decir mejor cómo escribir? sin duda que aquellos que lo intentaron y lo lograron, y en el colmo de su buen quehacer se llevaron con ello la gloria, pocos sí porque muchos buenos literatos estarán en algún lugar anónimos totalmente, y esos que sí triunfaron y son conocidos de todos han tenido la sabiduria luego de obtener la experiencia, y compartieron en algún momento sus percepciones sobre cómo escribir, estos son algunos de ellos que me he investigado durante la última semana, creo que en pocas palabras encierran mucho para los que intentan convertirse en escritores.

Tom Robbins es un respetado autor estadounidense  que ha logrado colocar muchos de sus libros en el top ten de los bestsellers, un escritor que escribe con sentido satírico, con gran crítica y con un envidiable humor, para él escribir debiera ser un estado parecido al frenesí del deseo sexual, en un intenso deseo por hacerlo, esa sensación de que el tiempo se detiene  y nada más importa, solamente ¡escribir!

John Grisham es otro autor de bestsellers, lo suyo es sin duda el género del thriller judicial, un ejemplo de que la experiencia de su vida profesional se convirtió en una fuente de inspiración para sus novelas, con tal éxito que todas han sido llevas al cine. Para Grisham escribir es, intentarlo sin prisas, quizá porque el autor no tenía tiempo mientras intentaba escribir y trabajaba en un bufete de abogados, pero eso no le alejó de la escritura, intento como dice, hacer lo que mejor se hace, ser organizado y no desistir, no importa si es una hoja al día, pero no abandonarlo ni un sólo día, escribir poco o mucho pero siempre.

Gabriel García Márquez, el galardonado Nóbel sudaméricano lo define así “lo más difícil es el primer párrafo” pero a partir de ahí todo fluirá, ¿no es cierto que tememos cómo comenzar? lo que importa es eso comenzar, y a partir de ahí no abandonar el sueño.

Isabel Allende otra triunfadora de las letras en español considera que debemos imponernos un mentor imaginario, alguien que nos inspire, alguien que pensemos que cuando queremos abandonarlo por ello no lo abandonaremos, que cuando nos sentimos acobardados nos inspirará pensar  ¿qué haría él? algo extraño sonará para algunos pero a ella le ha funcionado pensarse en su abuelo como el que no quiere defraudar a la hora de escribir.

Y bien, al final nos quedan algunas reflexiones importantes que en ninguna manera e  igual que muchos cursos de escritura creativa nos darán la fórmula para escribir como tantos privilegiados, y es que escribir es algo que va más allá de aprender técnicas y métodos, que también son importantes claro está. Escribir es adentrarse en el convencimiento de que eso es lo que queremos, escribir es tornarse observador, aprender del día a día, enriquecer nuestra visión de las personas y las cosas, trazarnos metas y ser disciplinados, que esto ya se los contamos en anterior post, y algo me ha encantado leyendo autores aquí y allá, una reflexión anónima sobre escribir…”nunca es demasiado tarde para escribir” y puede ser en tantas maneras utilizado, nunca se es demasiado tarde si aún dudas, ¿por qué no lo intentas ya? que no es tarde para hacerlo, ¿no tienes tiempo? nunca es demasiado tarde para darle un momento al día al escribir. Y aún si escribimos y nadie nos lee o si en la mejor de las suertes un día alguien se siente identificado y nos lee y le gusta, enhorabuena, lo que importa es ¡escribir!