Cómo escribir un cuento, pensarse que escribir una historia de brevedad alejada de una novela o un relato más extenso es algo fácil que no requiere una cuidadosa forma de escribirla y corregirla es algo totalmente equivocado. Largo o corto el relato, historia, cuento que vaya a escribir debe ser organizada, planeada, muy revisada y aún mejor estructurada, vale para todos los géneros literarios en los que estés pensando involucrarte, escribir poco o mucho pero bien escrito es lo que cuenta. Y por ser corto un cuento no es menos valioso que una novela extensa porque es también otra deliciosa manifestación literaria.

Pero cómo escribir un cuento no es del todo difícil saberlo, sobretodo que la práctica hace la excelencia, así que intenta siempre escribir  y escribe todo lo que se te ocurra, y aún si no te gusta no te deshagas de lo escrito en algún momento puede volver a tu mente y convertirse en algo interesante. Todas las ideas pueden convertirese en una historia así que ten a mano siempre donde anotar las ideas que vayan brotando en tu mente, puedes retomarlas y hacer algo más elaborado, ninguna idea es pequeña ni insignificante.

Leer hace mucho bien, ya lo sabemos del todo, enriquece el vocabulario, aumenta nuestra cultura y amplia nuestra visión del mundo, personas, y cosas y sí, leer es importante, tanto mejor si lees muchos cuentos para ir conociendo la forma en que se construyen y la forma en que se manejan las historias. Haz un esquema de tu cuento, de forma general para irte guiando mientras escribes, los detalles irán brotando con la escritura pero se necesita una forma de seguimiento y piensa en los personajes, son la parte vital de la historia deben tener virtudes y defectos, deben parecernos lo que quieres transmitir.

Revisar, corregir y siempre revisar, para que un trabajo esté a punto debe pasar por muchas revisiones y eso funciona también en el quehacer literario. ¿que no te ha salido bien? ¿que ya escrito te parece falto de emoción? ¿que dudas siempre dudas sobre si es bueno o no? eso hay que desecharlo y seguir intentando, no se hizo ninguna historia de un momento a otro y si te motiva el escribir un cuento no es por algo sin sentido, es porque eso es lo que debes hacer, escribe, y sigue escribiendo.