Carmen Balcells la mujer detrás del Nóbel 2010, ciertamente el mérito del Nóbel corresponde al talento literario del señor Mario Vargas Llosa, ha sido su enorme talento el que ha reconocido la Academia del Nóbel, contra lo que algunos que nunca faltan, puedan pensar sobre Vargas Llosa a partir de sus posiciones políticas, el Nóbel 2010  no ha sido más que reconocer la valía de un autor que hace tiempo debía haberlo recibido. Y cuando pensamos en el Nóbel no podemos dejar de pensar en la mujer detrás del Nóbel que trabajó sin duda alguna para promocionar la obra del laureado Vargas Llosa.

Carmen Balcells una de las agentes literarias más importantes, sino la más, de habla hispana. La señora Balcells ha estado recién en una breve charla radial con su representado Vargas Llosa, el que con su característico buen humor le ha preguntado ¿cómo has hecho para que me den el Nóbel? a la que fue durante mucho tiempo el artifíce de la carrera de los grandes escritores latinoaméricanos del “boom”. Ella que como dijo también en dicha charla ha recibido felicitaciones y flores como si hubiera ganado ella misma el premio, en alguna medida ha sido una pieza importante en la carrera de Vargas Llosa.

No es para menos la señora Balcells ahora retirada como agente literaria y que ha sido galardonada entre otras cosas como Doctora Honoris Causa de la Universidad Autonóma de Barcelona, se retiró de su carrera como agente literaria en el año 2000. Y ha sido la representante de nada menos que seis premios Nóbel: Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Miguel Angel Asturias, Camilo José Cela, Vicente Alexaindre y claro está Mario Vargas Llosa.

Sin duda una personalidad notable que es reconocida en todo el mundo de las letras castellanas, a la sola mención de su nombre. Nacida en Lerida en 1930 en una población que aquel entonces apenas tenía 50 habitantes. Fundó su agencia literaria que llegó bajo  su dirección a tener entre sus representados a los más notables escritores como los mencionados Nóbel y Terence Moix, Juan Carlos Onetti, Rosa Montero entre otros. Sin duda que Don Mario Vargas Llosa no ha hecho más que reconocer el talento de su agente literaria.