Betty Crocker desconocida más famosa, a que todo mundo ha visto alguna vez el nombre de Betty Crocker cotidiano para los que disfrutan de la cocina y se les dan bien los menesteres de hornear, porque Betty Crocker es un nombre emblemático de la industria, de los productos para pasteles y demás producidos por el gigante industrial General Mills, que en 1928 ya producía las famosas recetas para preparar que se conocían en toda Norteamérica y con tal éxito que mantenía una constante de preguntas y solicitudes sobre los aspectos de dichas preparaciones de los clientes en toda Norteamérica.

Pensando en marketing, los ejecutivos de la General Mills vieron el potencial de establecer una comunicación General Mills y sus consumidores, y para hacerlo más personal se decidieron que una mujer contestara las cartas, atendiera preguntas y mantuviera la relación empresa-cliente por General Mills, pero no contrataron a nadie en específico sino crearon una nueva chica, con un nombre que les pareció amigable “Betty” y el apellido de un ejecutivo retirado de la marca, nacía en 1936 la mujer más famosa según encuestas realizadas por esos años, Betty Crocker, era apenas superada por la primera dama Eleanor Roosevelt.

Con el tiempo muchos secretarios y secretarias de General Mills ocuparon el puesto para responder peticiones y atender los clientes, y en algún momento se lanzó un programa radial con actrices que hicieron de Betty Crocker, en el período de entreguerras  era lo que se podría decir entre las amas de casa y cocineros del mundo el equivalente a una “superstar”. Betty se convirtió en un libro de recetas, el famoso Libro Rojo de la General Mills, el Gran libro de cocina de Betty Crocker.

La famosa Betty y su imagen fue conformada por los rasgos de varias de las empleadas de General Mills, y una secretaria aportó con la firma que se mantiene hasta hoy, la mujer más famosa del marketing sin embargo solo ha sido una creación bien lograda de una mujer talentosa, Marjorie Husted que fue quien tuvo la gran idea, a lo largo de tantos años y casi un siglo después Betty pasó de ama de casa para ir cambiando con los tiempos, ya sería una mujer amante de la cocina pero emancipada de los ’60,  y hoy sus rasgos se fueron adaptando a la multiculturalidad de sus seguidores…Betty es puro marketing de éxito, la más exitosa creación que dura hasta hoy.