“Azul” fue publicada luego de que el poeta Rubén Darío, se diera a la tarea de reunir sus relatos publicados en un diario de Chile entre los años de 1886 a 1888.  La conforman dos partes: Cuentos en Prosa y El año Lírico, el primero lleno de pequeños relatos y el segundo con los versos que hicieron famoso a Darío en todo el mundo.

De Darío se ha dicho que en Azul, logró traslucir la sensualidad de una manera elegante, que la hizo sin que el mundo como solía ser en la época, le reconviniera al orden. Y es que la sensualidad no es más que el nombre elegante o la forma de expresar con un poco de tacto, los placeres ocultos tras la sexualidad.  Y es que Darío emblema del Modernismo Latinoaméricano, no tuvo nunca intención alguna de ocultar los sentimientos que le inspiraban para sus obras, la mujer, el placer, la sensualidad…

Darío logró colocar las letras latinoamericanas, a la altura de los grandes literatos del viejo mundo, que tanto le influyeron y que siendo adolescente llenaron sus momentos de ocio, perdidos en sus libros.  “Azul” a sus más de 120 años de publicación sigue siendo la obra más emblemática del poeta nicaraguense, y una de las más admiradas y referidas por otros grandes de la literatura, como Edwards y Córtazar, que veían en “Azul” la manifestación pura del gran talento de Darío.

Para leer “Azul” pincha aquí.