Seguimos hablando de Vargas Llosa, pero no exactamente de él, sino de un premio que lleva su nombre y que recientemente a premiado a su primer finalista, el escritor cubano-sueco Antonio Álvarez Gil.

Su obra ganadora ha sido el libro “Perdidos en Buenos Aires“, que centra su historia en un hecho ocurrido en 1927, en la ciudad de Buenos Aires, cuando el cubano José Raúl Capablanca enfrentaba al jugador francés de origen ruso Alexander Alekhine en uno de los encuentros más apasionantes en la historia del ajedrez mundial. El escritor relata con mucha soltura y lenguaje comprensible la estancia de dos meses y medio de Capablanca. En esta historia de ajedrez se mezclan elementos resaltantes de la ciudad, como sus noches de tango y sus figuras de farándula. En fin, una historia muy bien contada desde la óptica del cubano.

El premio le ha dotado al escritor de 12,000 euros y la publicación del libro.

Actualmente las obras de Álvarez Gil se publican principalmente en España e Hispanoamérica, donde sus novelas y relatos han merecido diversos premios. Ahora se suma uno más a la lista, lo que le permite escalar hacía la cumbre deseada por todos los escritores de vocación.

Enlace: Blog de Antonio Álvarez Gil