Analectas de Confucio o la Biblia China, para todos son conocidos en alguna medida los preceptos y la forma de pensar de Confucio, un pensador de gran influencia en Asia desde siglos pasados, cuyas máximas, pensamientos y discusiones con su círculo de discípulos se encuentran dentro de estas Analectas de Confucio, y que son consideradas una “Biblia China”. Se sabe que fueron escritas durante los años 475 a 221 antes de Jesucristo, por lo que el pensamiento Confuciano se adelanta a los preceptos de la historia cristiana.  Se supone que su creación conllevó un largo período, en medio de convulsos tiempos de guerras en China, en alrededor de 50 años.

Pero su misma influencia e importancia ha dado lugar a la controversia, sobre si las mismas fueron escritas directamente por Confucio o por sus discípulos, estos últimos serían probablemente los que realmente las crearon una generación después y compilando sin orden alguno, estos preceptos que rigen aún hoy en día en los países de Asia y en China la visión sobre la existencia que legó el gran filósofo chino, y aunque se tiene conocimiento de ellas desde tiempos antiguos, realmente ha sido hasta 1973 cuando se descubrió una versión en pergamino desfragmentada que se publicó años después que se tuvo verdadero acercamiento a la obra.

Su influencia pervive hasta hoy, y es que Confucio y sus seguidores que hayan sido los que se supone recopilaron las mismas, legaron a las generaciones futuras una visión del mundo completa, para guiarles dentro de la justicia y los valores morales. Las Analectas de Confucio, establecen los valores básicos que deben regir, y rigen hoy en día a millones de seguidores, de lo que respecta a la justicia, la propiedad, la lealtad, la piedad.  Un registro de su pensamiento y sus reflexiones permite avistar en alguna manera cómo era la vida de un hombre de tal capacidaad intelectual en su época, y permite comprender los valores más importantes de la vida, que no tienen…como bien lo  habrá pensado Confucio en su momento, época.  Porque los valores invaluables de la rectitud, la honradez, la lealtad y otros, son valederos hoy como lo eran cuando se constituína las Analectas de Confucio. Lee gratis la obra de Confucio pinchando aquí